A. Martinez

Aspiro tu imagen.

Aspiro tu imagen,

y el beso se me trasforma

en un techo aquí en la tierra,

cascada de luces me acompañan.

 

Palabras que se reparten

dentro de los pensamientos,

que nacieron de un abrazo

prolongado en el silencio.

 

Tu delicada injerencia

se detiene sobre el sur,

 en el latir de cada segundo

esperando otro momento de volar.

 

Es tu beso extraño

golpeando sin camino,

encallando mis pasos en la arena,

sin rumbo pero  firme en el propósito.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.