Daén

Algo como tú

algo simple y profundo.
algo opresor y mudo
algo como esas cosas que no recuerdo pero que salían de tu boca
y llegaban a la mía como una dócil palabra de amor.

 

algo prohibido e inefable
algo estúpido y ondulante 
algo como esos que corrían bajo sus oscuridades a esconderse de la omnipotente noche y de su ojo inmortal.

 

algo hiriente y distante
algo sutil y humano 
algo como lo simple de la obscuridad
algo como un corazón vacío de ti.

 

Amor mío,

cuerpo santo;

tu alma es el zócalo donde la muerte dio sus primeros pasos

en mí...

Comentarios1

  • Aquiles Mirmidon

    Muy bello y sonoro su genial poema. Un placer leerlo.
    un feliz día.
    Santiago

    • Daén

      muchas gracias siempre es placer escribir.
      que tenga un buen día.
      El amigo Daén.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.