Aquí es donde vengo cuando no quiero que nadie me encuentre..

Quimeras, solo eso…

 De mi amor al rencor hay…

Nuestros marzos,

nuestros junios,

aquellos 22,

ese violín cimbrando,

un puerto solitario,

una canción azul,

una paloma ajena,

mi franqueza,

otras bocas y los kilómetros de siempre.

 

Quimeras… sólo eso,

que ya no siembro

y mi pésima escritura porque,

¿no me inspiras nada?

 

Te pienso…

 

¡que lastima!

El papel y lápiz ahora son indiferentes.

 

¿Me zafé?

Ni yo sé

 Para Luis Alberto Téllez Díaz.

 

 

Comentarios2

  • kavanarudén

    Profundo sentir.
    Sentimientos rotos, un dolor que se desvela, un haber amado sin ser correspondida plenamente.
    Magistralmente escrito.
    Me ha encantado.
    Un fuerte abrazo

    Kavi

  • michelle

    La quimera se desposee de la realidad. Pero la realidad sigue siendo que si sigues dando ronda a un asunto es que realmente, mi querido amigo, no es tan ajeno a tu voluntad...simpática reflexión. Me gusta el ritmo y sabor de sus letras...muy sentidas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.