Alfredo Pablo Ruiz Oieni

Opuestos.

Espejismo en el horizonte,

desierto voraz,

asoman caníbales,

hambrientos de ego

temor en sus entrañas.

Mis huellas me persiguen,

busco más que agua,

entre grietas de arcilla.

Detrás de una roca,

…una flor…..

bañada en rocío,

fresca primavera,

resiste el infierno

arenas vivas…

Erguida, indócil,

no teme al hombre…

pues el Diablo

fue su víctima…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.