LUCIO ROBERTO RAMÍREZ GONZÁLEZ

EL SILENCIO DE MI RIMA

La Poesía, siempre será más que el silencio,

la poesía, siempre menos que el amor.

 

En una sola rima caben mil palabras,

son aquellas  que se apagan con el silencio,

intento vano de interpretar el amor.

 

El silencio de aquella nube pasajera,

o las rimas de ese poema que trasciende,

o aquel amor que permanece eternamente.

 

El silencio de las arrugas de una frente,

el silencio de las mil lágrimas que caen,

el silencio de todas las rosas que se abren,

silencio suave, del perfume de mujer.

 

Las rimas de un verso que se hace inolvidable,

rimas de un cuerpo que se mueve con el ritmo,

o de dolores que terminan hechos llanto,

quizá, aquellas rimas de un canto hacia el amor.

 

¿Podría vivir el amor sin las palabras?

porque un mar sin ruido, tristemente, es mar muerto,

así como un amor sin rima es un cadáver,

intentaré decir el poema en mi canto:

escucha Amor, el gran silencio de mi rima.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.