CARLOS ALBERTO BADARACCO

AURORAS

 

 

Los bellos jacintos inmaduros

refregándose en mis piernas

me dan pasión y odio,

embeben la luz de mi morada.

Blancos jacintos de cartón

 

¡Tomen mi mano, partamos!

 

Busquemos las prímulas,

consagradas prímulas del vergel.

Los días están llenos de amor

busquemos los senderos tibios de la aurora

con armónicas notas de pasión.

 

¿Hoy seré yo? Mañana ¿quién será?

Otros besos quedarán estampados

en el aire fresco de la mañana.

Otros besos, no los míos,

se han marchado, no estarán

 

CARLOS A. BADARACCO

18/11/14

(DERECHOS RESERVADOS)

Comentarios3

  • boris gold

    Que hermoso escribes poeta, me encantaron esos versos.
    Un abrazo

  • CARLOS ALBERTO BADARACCO

    Vamos Boris, tenemos que reunirnos para tomar un cafecito porteño. Gracias hermano

    • CARLOS ALBERTO BADARACCO

      Amelia esos besos salados son los amores contenidos que se escapan, y los expresas además con el alma encendida.

    • CARLOS ALBERTO BADARACCO

      Gracias Amelia pero esos besos salados son los amores contenidos que se escapan.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.