Agustin Caicedo

Otra vista

Las putas no alcanzan, para tapar mi cabeza

El alcohol no logra, matar todas mis penas

Y las drogas no obtienen, escaparme de las tristezas.

Mas tu mujer hermosa

Me llevas a otro mundo

Un mundo de ensueños

O triste infierno que es tu presencia.

Porque aunque olvide el mundo

Tú no los olvidas a ellos

Y aunque quisiera que vieras

Un mundo lleno de estrellas

Tú te empeñas en ver las lágrimas

Que te dejaron tristes recuerdos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.