Mina Molina

VOLCÁN VILLARRICA

Volcán Villarrica

 

Gigantescos pasos hacen temblar al fortachón

Se desconoce su andar,

Se desconoce por temor.

Gigantescos trancadas

Tiembla la tierra,

Alma  embrujada

Teme la siembra.

Es verano  y lo despertaron

Quizás los fuegos en noche nueva

El año comienza tiritando.

Por temor al ronquido ciego

Molesta esta la naturaleza,

Por seguirla destrozando,

El fuego, humo de chimenea,

La basura en los prados,

El ruido en las orejas,

La basura en la marea,

La mugre en el agua dulce

Que sirve para saciar la sed.

El ronquido se hace fuerte

El temor aumenta,

No se si sabré si se sosiega,

Despertaré,... será mi pregunta

Ver un mañana,... será mi respuesta.

Se calma poco a poco

Pareciera que se durmiera,

Un arrullo lo tranquiliza,

Son rezos de almas buenas.

El volcán Villarrica

El  volcán gigante dormido,

Molesto quizás

Quizás ahora dormido.

¡Shssss !!no, que no despierte

No es tiempo.

Solo  es verano,

Verano travieso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.