Luzale

El y yo...

Él y yo

 

Es un niño, alegre y sonriente.

Amoroso y delicado,

Inteligente y bromista…

Un hombre, apasionado e interesante,

Cálido y de buenas costumbres,

Loco y lleno de luz…

Yo, una niña, soñadora,

Vivaz y autentica.

Una mujer, con pómulos altos, su mujer.

La casualidad nos presentó,

Jugando nos enredamos,

De repente nos soñábamos ya,

Imaginábamos vidas juntas,

Nos hemos sorprendido enamorados.

Compartiendo, siempre nuestros.

Liándonos, besándonos… amándonos.

Intensamente locos, los dos.

Completamente mío, sinceramente suya.

Esperando que pase la nube

Y podamos subir, pasear por el cielo,

Dejar de soñar y empezar a vivir…

Yo le espero, no importa cuánto tarde,

Pasa que lo he esperado toda la vida,

Que más dan un par de años extras.

Mientras lo imagino, lo dibujo en mi cama,

Lo guardo en el alma y lo llevo a todas partes.

Yo le acompaño también, bajito,

Silenciosamente le cuido a cada paso,

Él se comporta, su alma y la mía están unidas,

Nuestros cuerpos pueden errar cuanto quieran…

Al final del día nosotros nos encontramos,

Nos reconocemos y volvemos a inventar el amor.

Comentarios1

  • de mente nocturna

    Romántico, hoy le tocó al amor, no hay duda ...
    me gustó leer tus versos.

    Buenas tardes, Luzale.

    :)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.