AMJB

Hermosa

Ella era hermosa,

y no por la belleza

de Venus encarnada.

 

Era hermosa por esa sonrisa

que me extremecia el pecho.

 

Era hermosa por aquel brillo

que brotaba de sus lindos ojos

cuando hablaba con pasión.

 

Era hermosa porque era capaz

de quebrar mi seriedad

dibujando una sonrisa en mi rostro.

 

Era hermosa porque era una amalgama

perfecta entre la niña que ocultaba

y la mujer que mostraba.

 

Era hermosa desde lo profundo,

desde el centro de su alma.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.