Olivera Dayana

Pasión cobarde

El sol se fue en un lamento, mi decisión fue ausentarme

No por locura ni miedo, fue mas bien por no asustarte

Yo te robé el pensamiento, tan sublime y excitante

Es tan dulce ese recuerdo, que volvería arriesgarme

 Adornaría tus senderos, me rendiría a tus tardes

Olvidándome del viento, te entregaría las llaves

Atrás quedó aquel momento, donde todo era tan fácil

Hoy escribo en el silencio, y ya he elegido callarme

 No soy de arrepentimiento, no soy de inseguridades

Pero te he visto contento, y en sus manos palpitante

A veces me muero de celos, a veces valoro tu coraje

Sigues soñando despierto, y yo cambiando de equipaje

 Lo nuestro fue tan violento, tan caliente y tan quebrante

Te descubrí por completo, con mi esencia te quedaste

Mi error fue tocar el suelo, en mi turno de elevarte

Y tragarme los señuelos, de un corazón tan culpable

 Se que extraño aquel anhelo, ese tu afán de conquistarme

Y aunque seguimos viéndonos, no eres mío como antes

Hoy tu pintas otros cielos, enloqueces otros bares

Yo con otros me divierto, sin de mi mente sacarte

 Me recuerdas con un beso, que solías embrujarme

Tonteamos y salta el fuego, nadie se atreve apagarle

Y así vivimos tejiendo, este cuento tan farsante

Sintiendo que no merecemos, esta pasión tan cobarde 

Comentarios1

  • Jet

    Este sommier con sábanas que no arden/estas pilas de un timbre que se seco/la llamaré mañana hoy se me hizo tarde/esta forma tan cobarde/de no decirnos que no.

    • Olivera Dayana

      Hermosas palabras.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.