EDUARDO FAUCHEUX

NO QUIERO SABER MÁS DE TI



NO QUIERO SABER MÁS DE TI

 

Hoy decidí ¡Basta y adiós! decir...

De ti, me vengo, ahora, a despedir.

Empiezo por vos, Triste Decepción,

que arruinas y enfermas mi corazón.

*

Me despido, además, por mal amigo,

del Ciego Enojo, que acaba conmigo;

junto a la aburrida Vieja Vejez,

¡quiero ser joven y fuerte, a la vez!

*

Digo ¡adiós! a Malos Recuerdos, que odio,

que amargan cuando son nuestros custodios;

pero yo abrazo a la Gran Esperanza

y despido a nuestras Crueles Venganzas.

*

Así, por cada vez que ella me accede,

y que me arruina, cada vez que puede,

yo despido a mi Bolsa de Defectos,

que me aleja de todos mis afectos.

*

También quisiera yo decir adiós

a tantos Malos Hábitos -¡por Dios!-

los que me quitan cualquier otra opción

de ser feliz, en mi actual posición.

*

A cada uno de esos que conocí,

digo: "no quiero saber más de ti",

que, ahora, se les terminó la gloria,

y que les llegó el... ¡fin en esta historia!

*

 

Eduardo Faucheux

18-03-2015

Comentarios4

  • Isis M

    Cuando tomamos la decisión inequivoca de desatarnos de lo que nos aprisiona, es tiempo entonces de alzar vuelo y buscar un nuevo horizonte. Bello poema amigo
    besitos
    Isis

    • EDUARDO FAUCHEUX

      A casi un mes del comentario, pido disculpas en no haberlo agradecido.
      Tienes razón. Es la ÚNICA manera de levantar vuelo ya que todas las cosas que nos aprisionan son el peso en nuestras espaldas que lo impiden.

      Me encanta tu país. Hice muy buenos buceos allá.
      Besos para ti, también.

    • soki

      QUERIDO EDUARDO,
      BELLO Y SABIO POEMA. AL DESPRENDERSE UNO DE SUS FALTAS EL ALMA VUELA EN PLENA LIBERTAD. GRACIAS POR COMPSRTIR.

      BESOS Y ABRAZOS, SOKI

      • EDUARDO FAUCHEUX

        Gracias a ti por comentar. Disculpa la demora en responder.
        No es un trabajo fácil desprenderse de los defectos...
        Retribuyo tus saludos de igual manera, desde La Plata, Argentina.

      • Melba Reyes A.

        Hola, Eduardo. Estuve a punto de no leer tu poema ya que por el título pensé se trataba de un poema de desamor. Y no es por prejuicio a ese tipo de poemas -los he escrito-, sino por limitaciones de tiempo. Me encontré un poema reflexivo y revitalizador para tenerse en cuenta siempre ya que los cambios para mejorar no suelen ni pueden ser drásticos. El tuyo es un escrito al que hay que recurrir de vez en cuando. Gracias. Saludos nicas.

      • EDUARDO FAUCHEUX

        Hola, SuperMelba!
        Viste? Al final, no todo lo que reluce es oro...
        En mi historial de poemas -que no son tantos- prácticamente todos son "reflexivos", a medida que me voy descubriendo. Salvo algunas pruebas que se cuentan con los dedos de una mano, éste es mi "target".
        Muchas gracias por el comentario y por los saludos.

        • Melba Reyes A.

          ¿SuperMelba?... :) Nunca termina una de sorprenderse. Me pondré a la altura saludándote, SuperEduardo.

          Volveré para leer tus poemas reflexivos.

          Saludos nicas.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.