Omar Livano T.

Nova pintura

No hay primera vez en esta pintura

Cuyas pinceladas se golpean entre si

Todas desean, o desearon

Tocar el lienzo en blanco. Puro.

 

Su textura pensaba el artista

Debió haber sido como seda virgen

Delicada y palpitante

La desconocía totalmente.

 

Los trozos de su obra se desdibujan

Atontados y mediocres, se tuercen en el llano

Donde los colores se desean la muerte

Por un espacio vacío.

 

Cae uno sobre otro

Con las cerdas rasgando la tela.

Mientras el pintor cansado

Se clava los lápices en los ojos

Y con sangre viva

Pinta. Pinta, refriega y destruye

Su arte.

Comentarios1

  • crystaluz

    que bella metafora sobre un acto tan sublime
    te quedo hermoso
    abrazos
    taty



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.