claumarce

Sinceridad

 Dulce fuí una vez,

 no alcanzó tal vez 

 cariñosa ,desinteresada

más a nadie le importaba.

 

Sólo amor buscaba

más no lo encontraba,

soporté humillaciones

perdoné sin vacilaciones.

 

Hoy la frialdad me acompaña

con ella nadie me daña,

grande es mi hastío

sólo queda en mí el vacío.

 

Me agobia la realidad

me rodea la soledad

cansada de esperar

es hora de terminar.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.