Federico Cutipa

Amor envenenado

Ya sé que no leerás esto...
El loco soñador escribe
porque está... loco soñador
y viejito.


No me diste ninguna oportunidad
Nunca pasó nada entre nosotros
No pensé en ti toda la noche
Sé que vendes detrás, pero no te conozco bien
No me diste tu número
Nunca salimos
Mucho menos fui tu primer amor
Nada
No pasó nada
Estoy escribiendo loco a un buzón vacío
Ni siquiera me queda el contacto de wazap
Ya se borró porque nunca estuvo
Se fueron todos los mensajes.


Ha quedado una sonrisa que no voy a poder olvidar
Y unos ojos
Sobretodo quedaron unos ojos que me miraron enamorados
Que me miraron y ya no me dejaron nunca
Ya nunca van a irse
Se quedan conmigo para hacerme llorar
Para recordarme que soy un soñador
y me mirarán sin compasión hasta que encuentre a otros
Otros ojos que me miren como me miraron los tuyos
Como nunca me han mirado
Entonces intentaré una vez mas excitar mi corazón
y besar otros labios
tan dulces y tan inexpertos
y breves
y envenenados.


Ya mi cuerpo está envenenado
Un poco de mi hombro, mi cuello que abrazaste, mis labios y mi corazón
Todo
incluso mi celular sin mensajes
Todo está así envenenado
Sólo me queda morir.
Pero antes, antes de dejarme
de dejarte matarme envenenado
Antes voy a vengarme
Como si fuera el último suspiro voy a vengarme
Y mi venganza será que buscaré un antídoto
otros ojos
otra mirada
otros labios
otros besos breves
otro número de celular
Todo será otro
otro... veneno
Porque estoy loco y enamorado
y envenenado
sin ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.