Javier Carrillo

El mejor regalo.

 

 

En este día tan  especial entre a una tienda a buscar el mejor regalo  tal vez sería una camisa,

o un pantalón  pero después vino a mi mente  todo lo que vales para mí,

  de pronto me di cuenta que el mejor regalo lo había encontrado en mi corazón.

 

 

El mejor regalo no lo busqué en una tienda si no en lo más profundo de mi corazón y es decirte que eres el mejor papi del mundo, tengo tanto que agradecerte primeramente darte las gracias por darme la vida, te tengo tanta admiración porque eres un gran padre.

 

 

Tengo tantos recuerdos de mi infancia me hiciste una mujer fuerte  en mi juventud mediste la libertad de vivir mi vida quizás no lo hice de la mejor manera de la que tú querías, en estos momentos  son los que hacen creer que siempre has estado conmigo.

 

 

Tu pelo ya blanquea, tu piel suave tersa ya se arruga solo le pido a Dios que te conserve así para toda la vida me querido viejito.

 

 

Gracias por ser mi ejemplo, por mantenerme de pie a pesar de las adversidades, eres un guerrero, inquebrantable, brillante, un padre que lucha cada día.

 

 

El mejor regalo.

 

 

Feliz cumpleaños papito.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.