María

CAPITÚ

 

Tiene los ojos más puros. Y su mirada es más bella que sus pupilas. De ellas brota su alma con algunas congojas. Su vida fue una oda a la compañía, por eso alguna astilla. Asistió como nadie. Presencia extrema, disposición activa…

 

Hoy, tras tantos años, llegó su día. No puedo contenerme. He de entregar su vida. Mórbida y acometida reposa en su lecho. No miro el reloj. Desearía que no existiera el tiempo.

 

Nada puede hacerse. Irreversible es su estigma. La abrazo como nunca y la llevo al sitio de la sentencia. Llega tranquila, candidez pura.

 

Su vida se apaga mientras beso su hocico. Me dedica  su última mirada,  le entrego toda mi esencia. Muerte concreta. Parte quien fue testigo de tantos desconsuelos y máximas lozanías.

 

Ya en casa huyo de la memoria, me corro del recuerdo. Capitú ya no está, y esto huelo a mausoleo.

Comentarios5

  • anbel

    Lo siento muchísimo. Un abrazo.

    • María

      Gracias. Y un abrazo!

      Meri.-

    • Luzbelito

      No me sale otra cosa que hacer mia tambien esta tristeza tuya. Te abrazo con el alma. Besotes amiga.


      Luzbelito

      • María

        Gracias Hernán, Querido. Y un abrazo!

        Meri.-

      • Aquiles Mirmidon

        Muy bello y sentido tu poema, un muy bello homenaje.
        feliz día.
        Santiago

        • María

          Agradezco tus palabras, Santiago.

          Un saludo,

          Meri.-

        • Javier Carrillo

          SIN COMENTARIOS..

          • María

            Se agradece, Javier.

            Un saludo,

            Meri.-

          • Enrique del Nilo

            Duele cercenarse el alma
            arrancando algo
            que nos significa tanto

            Conozco ese dolor
            y mientras enjuago un lagrimón
            disfruto de la visión
            de tu poético mausoleo

            • María

              Gracias por tu compañía Enrique.

              Un abrazo,

              Marisa.-

              • María

                Gracias por tu compañía Enrique.

                Un abrazo,

                Marisa.-



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.