EDUARDO FAUCHEUX

INOLVIDABLES E INMORTALES



INOLVIDABLES E INMORTALES

 

Según se nos van pasando los años,

con sentencia de estricto Juez Supremo,

el verdugo Tiempo ejecuta daños,

a nuestro cuerpo, ya viejo y enfermo.

*

Pero, ante esta ejecución impiadosa,

impropia de inteligencias selectas,

hay cosas que sobreviven, hermosas,

¡son nuestras ilusiones más perfectas!

*

Y, además, las acompañan, con ellas,

muy lejanos recuerdos amorosos

de pasadas sensaciones ¡tan bellas!

de mil antiguos cariños ansiosos.

*

Ni lágrimas, suspiros o deseos,

ni sed insoportable de venganzas,

en planeta en que vamos de paseo,

lograrán que perdamos esperanzas...

*

Accedo a inolvidables e inmortales

energías que emanan, muchas veces,

-sensaciones y amores formidables-

en un minuto, en días o mil meses.

 *

Años que en nuestras vidas nos amamos,

con caros sentimientos -y es por esto-

que, aunque se hayan diluído, gozamos;

¡jamás pueden perderse, por supuesto!

 *

Así, estas inmortales energías

manifiestan recuerdos informales,

que, en cada momento de nuestros días,

nos obsequian sueños inconfesables.

 *

Mientras  estén memorias imperdibles,

junto a aquellas partidas tan temidas,

la insegura esperanza, indefectible,

de guardar la experiencia conocida

en bagaje de mil eternidades,

¡conteniendo energías increíbles!

*

Aunque hayamos cometido mil errores...

aunque hayamos extraviado mil pasiones...

quedarán acompañando nuestros recuerdos, sensaciones,

que nadie podrá quitarlas... ¡ni con cualquier ficción de borradores!

*

 

 

Eduardo Faucheux

05-03-2015

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.