Bellyta

Llegaste a mi.

Como una mañana, entrando al salón

Iniciar la clase para presentarte.

Un Abril, que cambio un entorno.

No había encontrado la compañera

De cada recreo, la compañía al bajar las Gradas,

La amiga buena para compartir tareas.

 

No sabía que pasaba, No sabía por qué llegabas

Si el año ya en proceso estaba.

Ahora que se la razón, lamento mucho el caso.

Pero no dejo de alegrarme…

Pues, de no ser así.

No se me ocurre ¿cómo podría verte encontrado?

 

La vida sabe cómo nos lleva,

No sé si llamarle coincidencia.

Pero encontrar en Ti la amiga de mi alma

Y tener el mismo segundo nombre

Compartir mismos anhelos, deseos, y conversaciones.

Solo puedo decir… el destino te llevo a mí.

Te Quiero Mucho Beatriz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.