Xema

Cíñeme con la corona de tu amor.

 

Amado mío escucha el latido

Del corazón de tu Amada,

Gime como una paloma herida,

Llora ante su soledad

Necesitando tus alas

Para cobijarse del frio.

 

Amado mío escucha la locura

Del corazón,

La inconstante locura de la vida

Y mírame, mírame

Con la dulzura de tus ojos

Y que derrame

La miel de tus labios.

 

¡Ay, pobre de mi!,

Me angustia no saber de ti,

Me angustia el solo no olerte

Y al escucharte animas mi vida

Disuelta en el mar.

 

Amado, Amado,

Dale fuerza a mis alas

Para volar hacia el firmamento

Y así poder cantar

Eternamente tus amores,

Riendo en la noche

De la vida rompiendo

La tela del dulce encuentro.

 

Cíñeme con la corona

De tu Amor,

Cíñeme con la dulzura

De tu Amor;

Romped mi corazón en Amor

Y mi vida que grite

De alegría en Ti.

 

Amado romped el yugo opresor,

Abrid el sepulcro de mis pasiones

Y desgarrad las vendas mortuorias

Y liberadme de mis miedos

Y hazme cantar contigo

El canto de victoria.

 

Amado, Amado

Me falta el aliento,

El hielo suprime mis fuerzas,

Mi vida es un iceberg de ingratitudes

Y mis alas débiles que no alzan el vuelo.

 

Amado,

Me has ceñido con tu corona,

El dulce aliento de tu boca

A pasado por mi garganta

De mármol

Y has abierto mis  entrañas

De par en par.

 

Cíñeme, cíñeme con tu corona,

Pónmela con tus dedos de aloe,

Con tu mirada llena de ternura,

Con la sonrisa de los astros.

 

Amada esta es la corona

De mi Amor,

Es la dulce insignia de mi vida;

El dulce calor que derrite

El iceberg de tus ingratitudes,

Y el cálido pasto

Para que tu rumees.

 

¡Oh Amado!,

Has despertado de tu sueño,

Has salido a verme

Y has caminado por el jardín

De mis fantasías

Y has oído el tic-tac

De mi pobre corazón.

 

Si, Amada lo he oído,

He escuchado tus alocados

Pasos por el jardín

De mis fantasías,

Tus pies descalzos

Me han asegurado

Que eras tú

Y tú aliento a jazmín

Me ha dicho que eras Tú.

 

Oh Amado,

Te he despertado

De tu siesta,

He alzado la voz muy duro.

 

No digas eso Amada,

Tu voz es dulce soneto

Que puedo escuchar

Y me complace oírla.

 

Amado,

No digas eso,

Me haces sonrojar,

Me desnuda solo el volar

De tus cabellos por el viento

Y la tenue brisa que recorre

A través de tus mejillas.

 

Mi paloma,

Mi niña,

Mi Amada;

Niña a la cual

Te doy un tulipán y ríe,

A la cual le bajo

Las estrellas y goza.

 

Niña no te extrañes

Que hice una corona

De mi Amor

Para ceñirte tu cabecilla,

Para que te sonrojaras

De la alegría

Y de la pena

Que te da.

 

Amado, no se que decirte,

Amado, no se que responderte,

Amado, no se que expresarte.

 

No digas nada,

No digas nada,

Solo ámame

Y me bastara.

 

Ay Amado,

Me pides lo que mi corazón

Quiere hacer.

 

Hazlo y déjate ceñir

Por mi corona de Amor.

 

Aquí estoy Amado,

Pónmela.

 

Te ciño con mi corona de Amor

Por toda la eternidad

Mi Amada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios8

  • PoemasDeLaSu

    Poema y profunda emoción es toda una misma cosa, y es quedarse con ganas de seguir oyendo promesas de amor y de la comunión de dos almas enamoradas.
    Besos de admiraciòn y ternura

    • Xema

      Muchas gracias por tu comentario...

    • Alvaro Maestre

      Expresiones de amor en las que se siente su fuerza y a la vez, su ternura;

      Saludos,

      Alviz Neleb

      • Xema

        Muchas gracias por detenerte a leer uno de mis poemas...

      • Mafeer

        que poema mas hermoso, me traslade a los años mediavales con el
        hermoso
        un abrazo

        • Xema

          Muchas gracias...

        • Violeta

          muy hermoso se respira un tierno amor ...besitos

          • Xema

            Gracias por leer uno de mis poemas...

          • LEV



            MUY LINDO POEMA, CUANTO AMOR Y TERNURA HAY EN TUS VERSOS.

            UN ABRAZO=)LAU

            • Xema

              Muchas gracias por tu comentario...

            • Dominatorque

              Hermoso dialogo de amor entre dos "tortolitos" que se van descubriendo mutuamente los sentimientos .
              bello poema, felicidades.

              Un abrazo.

              • Xema

                Muchas gracias...

              • Delalma

                Hola Xema: tus poemas hablan de la excelcitud del amor, y eso porque tú cres que es así, y debiera ser así. Pero la vida mi amigo es tan dura que ya ni el los hermanos se puede confiar. Un abrazo y sigue escribiendo lindo.

              • Xema

                Muchas gracias. El creer es poder y aunque te fallen, tenemos que seguir creyendo a la vida y a lo que creemos...



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.