moebious

Como cuando ella me habla al oido

 

 

Ella me entiende y me escucha

estando allí posada

fantasmal y anónima

un chispazo de recuerdo en la retina y la sinapsis

 

Movimientos inertes del no tocar

y sentir en las venas el latir de sus venas

 

Como se quiebran las esperanzas

y el jubilo se derrama por las manos

con cualquier palabrita suya

por muy simple que esta fuera

 

Ella me posee y me rehúye

con el frenetismo de un animal salvaje

y los movimientos huidizos de

los animales mas violentos cuando están enamorados

 

Dulce estrago falaz del no percibir

y dilucidar el malestar que causa en mi vientre

 

Como pasan los días y horas

al malpaso de la madrugada y del aura

colgado de ella y de alguno

de sus sinsentidos

 

Ella reposa de día y anida de noche en mis cejas

y cada uno de sus suspiros

como un huracán de dulces besos batiéndose entre mis velas

a barlovento con sus ojos

 

Simpleza del real amor y de no predecir

y de no anticipar el destino de mis impulsos

 

Como cuando ella me dice al oído:

“Sueño contigo, amor

Y no sé bien quién está ya

Si tú y yo

Dentro de quién”

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.