Medusazul

ANGELICUS

Hermoso Guerrero y protector

Emanas un dulce aroma:

A cielo, a bosque, a agua.

 

Has nacido del aliento

Del Universo, del Todo Poderoso.

 

Los seres obscuros te temen

Los hijos de Eva te sienten

Saben que tú los amas.

 

Ellos te aman

Te buscan,  te cantan

Te abrazan con su corazón.

 

Despliegas tu poder

Y la ves a ella

Es hermosa.

 

Y esta triste

La lluvia lava su rostro

 

Y sabes que su alma esta rota

Y se duele.

 

La mimas, la cuidas, la abrazas,

Y ves a los obscuros rondarla

Están escondidos en su soledad.

 

La acechan, le apuñalan el alma

La torturan con su arma más poderosa:

Los pensamientos negros.

 

Y tú mi bello Angelicus

Despliegas tus poderosas alas

Y te transformas en su escudo.

 

Y los obscuros te embisten

Le  susurran mentiras y engaños

Ella cae y le extiendes la mano

Pero ella esta aturdida y no te ve.

 

Te elevas

y decides llevarla contigo

Tienes que salvarla.

 

Y siente la tibieza de tu amor

Sabe que no está sola en la batalla

Y se levanta más poderosa que nunca

 

Y la luz de su alma

Se extiende como un haz cegador

De su pecho al cielo.

 

Renace de entre las cenizas

Y ve el amor del todo poderoso

A través de tu lucha.

A través de tu amor.

 

 

MEDUSAZUL

 

***TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS***

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • LEV



    bellisimo poema, q me encantó tus versos mucho.


    un abrazo=)lau

    • Medusazul

      Hola, hola!

      Siempre es bueno leerte, gracias mil x tu visita y x tu tiempo.

      Un abrazote

    • hernan jose

      creo que algelicus es como el guardián de tu alma o algo así. creo que mas bien deverias convertirte en el. me encanta tu poema es muy interno y místico.
      te invito a leer un planeta que llora y me des tu opinión. te felicito eres una poetiza muy profunda.

      • Medusazul

        Hola!!


        Mil gracias por dejar tu comentario valioso y compartir tu obra conmigo, ya lo leí y realmente es intenso.

        Un abarzo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.