BEATRIZ OJEDA

PERENNE MISERABLE

 

Clama tú

soberbio amo descarado,

por tí, por tí.

Rescataré la luz con mis soldados muertos

aunque no quieras.

Vivo o muerto te roeré el corazón con mis dos dientes.

Serás una mascota de los leones,

un instante,

hasta que el asco de tu hedor,

los reporte

a desterrar tus larvas viejas de sus garras.

Explícate después por qué te fue otorgado

el premio a "Los perennes miserables".

Despertarás en tus balcones ilustrados

sin conciencia, ni miedo, ni derrota,

pues nada es y nada queda en ti.

Nada.

Te resbalaste solo

al infinito hueco de tu propia hoguera

y no te quemarás porque eres Nada.

 

 

Beatriz Ojeda

Copyright 2008

Derechos reservados

 

 

Comentarios3

  • Blancalina

    Muy lindo poema
    bellos sentimientos plasmados.

    saluditossss

  • hernan jose

    así se hace un poema sin temor, sin vacilaciones, no importa lo que sientas, no importa si alguien lo ve feo o bonito, no importa si es odio o amor. simplemente lo que es, y allí esta, existe, nació de tus entrañas mas negras. y que importa si todo es relativo. te felicito. gran poetiza

  • SANTAPAU





    Te quiero porque tus manos

    tienen la suave caricia,

    que despeja la tormenta

    cuando algo me lastima.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.