Carmen Hernández Rey

MARCADA-VIDA

 

"Los roles que van llevado a nuestras vidas por dos líneas paralelas solo tratan de-marcar aquellos camino por los que otros no se sentirán cómodos con tu libertad... porque sentirán -tu libertad- como un atentado a sus anodinas vidas" poética extremeña. c.h.r

 

MARCADA-VIDA

 

De haber sabido que mi vida

esta encajonada entre dos líneas

y mi persona es dardo para...

-diana-

Hubiese preferido quedarme

eternamente al lado de aquel

gatito negro que seguía

a la niña de ojos grandes

de un siglo atrás

Él no deducía que era un minino

y que los tejados eran sus límites

que no debió-jugar-actuar

a ser fiel animal perruno.

 

 

Mi gato es un gato atípico

me acompañaba hasta

la Rana,

ahí estaban aquellas

dos clases para niños pobres

donde un maestro nos mandaba

a dormir la siesta

y una maestra nos condecoraba

con una banda azul de "hija

de María" por ser buenas...

 

Y eso de buena quería de decir

que no dábamos -lata preguntando-

aquello que todo alumno debe

preguntar si la vida le interesa

para tener defensa delante

de los aventajados por la misma.

 

Ser buena, equivalía a ser

boba-dormilona

y siempre ganaba la misma,

o casi siempre

pero siempre era la que más dormía

en clase.

 

Así era mi gatito Negro... me acompañaba

tanto al ir como al venir de clase

y ya no se despegaba

en todo el día de mis pasos.

 

Los tejados nunca fueron

buenos para él

Nunca sintió esas dos líneas

en su corta vida

él actuó por libre albedrío-gatuno

de ahí que no tuvo

-siete vidas-

en la primera muerte

quedó atrapado

para siempre en la diana

humana.

¡A veces! pienso...

Pienso que las conductas

humanas son ¡Tan diferentes!

de los seres que decimos

que no razonan o tienen alma

y que "acogemos" por compañía

Mi gato fue quien me eligió

a mí... El pensó y razono

que vida quería y cuales

nunca serían sus dos

aquellas líneas que rebasó

por amor y fidelidad gatuna.

 

Mi gato nunca se sintió dentro

de su personaje-jerarquía- grado

pero al final murió en la diana

de su clase-minina

¡Libre!

Sí aunque yo misma dude

pregunto a la vida...

¡Nunca me darán la banda

azul!

¿Que hice yo mejor que mi gato

negro, para tener más oportunidades

en esta puta vida?

¿Me habré convertido en una

minina maullándole por los tejados?

 

Espero el próximo dardo

en la diana-vida,

en estas desmarcadas líneas

¡Nunca voy dentro!

26.1.2015

Carmen Hernández Rey

©® autora extremeña

todos los derechos de autora

Foto muro de Nelly casas

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205725769573748&set=a.2381288541885.2136625.1540835521&type=1&th

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotiva, sensible y hermosa tu poesía de hoy amiga Carmen
    Un placer pasar por tu portal
    Saludos de amistad de Críspulo
    El Hombre de la Rosa

  • Cuervo4141

    Excelente reflexión un gusto leerle

  • J.M.S González

    Gracias por escribir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.