Emig Paz

La Pared y El Cigarro

Estoy pensando solo

parado en una pared

en mis manos un cigarro

diluyendo todo mí ser.

 

Estoy ilusionado tanto

con un cigarro en la pared

y una espada atravesada

en mi pecho y en mi ser.

 

El cigarro alimenta

la espada y la pared

y el humo del cigarro

se diluye en mí ser.

 

es que estoy atravesado

por una espada y la pared

y el humo de un cigarro

alimenta más mi fe.

 

Es que vivo ilusionado

por un cigarro y la pared

y el dolor de la espada

recuerda mi querer.

                         © Emig Paz

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotivas comparaciones filosoficas de altura amigo Emig Paz
    Un saludo de afecto y de amistad...
    Críspulo Rufino Cortés
    El Hombre de la Rosa

    • Emig Paz

      Gracias amigo Críspulo, un placer leer siempr tus comentarios.
      Un fraternal abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.