GuillermoO

Confesión

                                             

 

                                    Soy el que ya comienza a no existir

                                    y el que solloza todavía.

                                                    Antonio Gamoneda (español, contemporáneo)

 

Para descansar, mi corazón

deja de latir de a ratos.

pienso, mido su locura, le reprocho.

entonces

vuelven los golpes asustados

a mi pecho.

 

de un largo descanso interminable he de morir un día.

 

G.C.

Direc.Nac.del Derecho de autor

Comentarios2

  • Claro de Luna

    Esperemos que ese día esté muy lejano. Profundo contenido. Saludos

    • GuillermoO

      Ojala asi sea; gracias por tus conceptos.
      saludos, amiga
      Guillermo

    • El Hombre de la Rosa

      Muy especial y bello tu versar amigo Guillermo
      Un placer haber leido tus letras...
      Saludos de amistad y afecto...
      Críspulo el de la Rosa...

      • GuillermoO

        Gracias por tu perseveracion al leer mis escritos; tus comentarios son siempre leidos con dedicación, y agradecidos con afecto.
        Mi abrazo
        Guillermo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.