Leandro Rodríguez Linárez

Intitulado CCLXIII

Hay palabras estatuas, que no dicen nada,
Y silencios, silencios que hay que callarlos.
Miradas ciegas de ojos presentes,
Miradas vivas ¡Vivas! de ojos ausentes.
Fuiste, eres y serás mucho más de lo que fuiste, eres y serás.
Me contradigo en lo que callo,
Por eso tengo que hablar sin escucharme,
No vaya a ser que escuche mis contradicciones,
Y dejaría de estar callado,
Entonces, hasta las estatuas te llamarían mujer,
Se extinguiría radicalmente el silencio,
Y también las cegueras que a veces reverencio.

 

LRL

22-1-2015

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Mucha belleza tu poema de amor amigo Leandro
    Un placer haber leido tus letras...
    Saludos de amistad y afecto...
    Críspulo el de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.