Claire

EL TRISTE CANTO QUE FRAGMENTA ENERO

 

Dime cómo olvidar los lirios enamorados que muerden mi delirio...

 

Y fuiste aurora,

origen y semilla de los mares,

la ola primitiva de mis ojos,

mirada que mi ser

viola y respira.

 

Y fuiste noche,

sombra de viento

que mis pasos taja

mientras desvelas rosas

en mis manos.

 

Y fuiste agua,

angelical pureza entre mis venas

brote de estrella que quema mi nombre

sediento ardor que de coral

me alumbra.

 

Queda la nada, en este sube y baja de escaleras,

en este remolino de distancias

 

 después de todo el cielo de locura,

después de todo el hielo del infierno,

DESPUÉS de ser tu espina y tu veneno.

 

 

Queda el recuerdo

en el inmenso amor que me devora,

en las horas sin luz,

en mi danza de la suerte,

en la muerte de la vida,

en el inmenso mar que no me toca,

que no me mira

 

en el alma del mar que me reniega...

Comentarios4

  • boris gold

    Los recuerdos no son la panacea, pero que nunca nos falten.
    Un abrazo

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema amigo Clarie
    Muy grata la lectura de tus letras...
    Saludos de amistad...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

  • benchy43

    Simplemente precioso.

    Un beso.

    Ruben.

  • Ana Maria Germanas

    Como una plegaria, surge este poema precioso Clarie, y un reclamo doloroso, ante el desencuentro...
    Un gran placer leerte,
    Te dejo un cariñoso saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.