juan f bravo lira

CONCIENCIA

Conciencia,

hoy quiero hablar contigo,

sin prisa

sin ruidos

¡solos en silencio!.

 

Contarte,

contarte lo que he vivido.

 

Hermoso fue quedarme

con su rostro

en mi mente,

el arte de entenderle

su carácter,

nunca fácil

tampoco difícil,

saborear su ternura

“empantanao” en su cuerpo.

 

No existió lodo,

exceso de mieles.

Quedé ahí

pegado y mirándole.

 

Mirando sus ojos

mirándome,

la magia de su sonrisa

carcelera de mi vida,

como el más libre canto

de toda Andalucía.

 

Si, presidiario de sus labios,

de sus ojos,

de su pelo,

de sus pechos,

de su cuerpo,

que tantas veces,

fue mío.

 

Fernando de Lira.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.