Miguel Font

Abuelos

Cuando sientas las caricias del ocaso,

en el último recodo del sendero,

anidándose en tu alma de viajero,

una estrella será escolta de tu paso.

 

Se hará leve la mochila del fracaso

y rebosante de color tu derrotero,

manantial que rezumando amor sincero,

llegará para llenar tu medio vaso.

 

Conmovido te verás caer de hinojos,

dando gracias con tus manos hacia el cielo,

ya tu cuenta no tendrá números rojos,

 

pues la vida te habrá dado de consuelo,

raro brillo enredándose en tus ojos,

cuando alguien al nombrarte diga...Abuelo...

Comentarios4

  • Paco Jose Gonzalez

    Increiblemente bueno, tienes un "don" , vaya poema.

    • Miguel Font

      Muchas gracias Paco, por tu amable visita y motivador comentario ! Un abrazo

    • boris gold

      Hermoso, buenĂ­simo poema.
      Un abrazo

      • Miguel Font

        Hola Boris! Muchas gracias por acercarte y por alentarme con un lindo comentario ! Un abrazo

      • El Hombre de la Rosa

        Muy hermoso tu bello soneto amigo Miguel...
        Muy grata la lectura de tus letras...
        Saludos de afecto y amistad...
        El Hombre de la Ropsa

        • Miguel Font

          Muchas gracias amigo de la Rosa, por estar cerca y por el lindo comentario ! Un abrazo

        • Claro de Luna

          BellĂ­simos... lleno de ternura. Saludos

          • Miguel Font

            Hola Claro de luna! Muchas gracias por acercarte y por tu lindo comentario ! Abrazos



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.