joanmoypra

LA LIEBRE Y LA VIÑA

Sofocada iba una liebre
por las cepas de una viña,
intentando escabullirse
para así salvar su vida;
de un grupo de cazadores
que a la misma perseguían.

Cuando vio una enorme cepa
que un gran árbol parecía,
se acurruco entre sus ramas
para pasar desapercibida, 
y a sus perseguidores despistar
como casi siempre hacia.

Eran tan sabrosas las hojas
que por todos lados colgaban,
que la glotona liebre
las mismas mordisqueaba,
haciendo de su refugio un árbol
al que le temblaban ramas.

Al observar este hecho
sus tenaces perseguidores,
descargaron sus escopetas
con un ruido de tambores,
dejando a la liebre con más agujeros
que tienen los coladores.

Viendo como la vida
a esta se le escapaba,
con estas palabras se despidió
al ver llegar a la Parca: 
¡Merezcome este castigo,
por a la que me estaba salvando
con saña haberme comido!


"La moraleja de este cuento
la vemos muy a menudo,
aprovechándonos de aquellos
que nos mantenían seguros".

Joanmoypra

Comentarios2

  • rosamaritza

    gran poema de reflexión, querido amigo, sentí tristeza por la liebre y la cadena alimenticia, pero la moraleja que deja, supera la cadena, abrazos y besos joanmoypra tqm. amigo




    rosamary

    • joanmoypra

      Es una moraleja cierta
      del comportamiento humano,
      hay quien come de una mano
      y le muerde si está abierta.

      Gracias por tu comentario
      y desde La Mancha;
      este abrazo solidario.

      joanmoypra
      www.sancholanza.blogspot.com

    • El Hombre de la Rosa

      Muy hemotiva tu fabula estimado amigo Juanmoypra...
      Muy grata la lectura de tus letras...
      Saludos de afecto y amistad...
      El Hombre de la Ropsa

      • joanmoypra

        Es un sencillo homenaje
        a quienes por todo ayudan,
        sin saber que cuando dudan
        le roba el ayudado el traje.

        Gracias por tu comentario
        y desde las tierras manchegas;
        este abrazo solidario.

        joanmoypra
        www.sancholanza.blogspot.com



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.