manuel rosario

ave sin nido

Dejaste tu alma abierta

como un palacio sin puertas ni ventanas,

haciendo lo que te dió la gana

dandole rienda suelta, al que te deseaba.

Mas yo, que por tí...todo lo daba

incomforme, pero adicto a tus caprichos,

contemplo arrorizado ante mis ojos

la imagen de tu cuerpo pervertido.

 

No se porque, tal vez fue por riqueza

o por lujuria que yo no pude darte,

tus labios dulces y tu piel de canela

hoy tienen precio según brinda tus partes.

 

Tu mente subliminal camina

como un ave que vaga entre la bruma,

y yo, ahogado vivo entre la espuma

que brota de mi cuerpo enfuresido.

 

No tengo nada, pues todo lo he perdido

lo bueno que tenia, lo compartí contigo,

solo queda el recuerdo, el dolor y el martirio

de saber que te quise, como núnca he querido.

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu versar amigo Manny
    Bella la lectura de tus versos
    Saludos de amistad y afceto
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.