Oswi

(158) Lágrimas de sal



Las lágrimas hoy no corren solitarias

Las lágrimas no correrán más tal vez

No saldrán de mis pupilas lejanas
Ya no verán otro atardecer

 

Por qué no fui importante para ti

Por qué nunca me quisiste

Por qué fue un tormento lo que viví

Por qué en mi pasado te perdiste

 

Por qué me enseñaste a no sentir

Por qué te olvidaste de mi infancia

Por qué tuve ganas yo de huir

Por qué ahora vivo en una falacia

 

Nunca viste el dolor de nadie,

Solamente el tuyo te embargó

Nunca fuiste un padre

Sólo tener el título a ti te bastó

 

Pues con el título te olvidaste el resto.

Olvidaste deberes y sentimientos

Olvidaste que yo también soy persona

Olvidaste enseñarme cómo se perdona

 

Nunca consolaste mi llanto

Y mi tristeza la viste como algo normal

Nunca festejaste mi canto

Y mis logros no fueron de felicitar

 

Me dejaste en el Limbo de lo insensible

Me condenaste a por el mundo vagar
Secaste mis lágrimas, y no en mis mejillas

Las secaste antes de que pudieran brotar

 

Las dejaste en mi alma

No las quisiste escuchar

Y ahora cada lágrima guardada
Es un grano de sal

Y por ti tengo millones de gránulos,

Salados copos de fragilidad

Llanto muy dentro encerrado

Que jamás el sol verá

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso y genial tu poema amigo
    Bella la lectura de tus versos
    Saludos de amistad y afceto
    El Hombre de la Rosa

  • Brizas (Shira)

    Mi querido amigo cuanta tristeza hay en tus versos,siento que nunca me hablaras de estos sentimientos y yo egoísta te contara mis lamentos,espero que algún dia no sea tarde y encuentres un resquicio de ese amor que tu anhelas con tanto deseo,yo gracias a Dios lo tuve de mi padre aunque para mi fue muy corto el tiempo,pero aun desde alla arriba siento que me cuida y me manda fuerzas para seguir mi vida aun que lo hecho muchísimo de menos. Te mando todo mi cariño y mis mejore deseos. Un abrazo Shira

    • Oswi

      Mi querida Shira, no digas que fuiste egoísta, al contrario, tú compartiste mucho de ti conmigo, y eso lo aprecio muchísimo. Muchas gracias por hacerlo y aunque la pena se disuelve poco a poco, fue porque aun no estaba listo para decirlo. Supongo que ahora estoy más libre que antes por haber sacado un poco de la maraña de sentimientos que tengo dentro. Muchas gracias por tus deseos y estoy muy seguro que tu padre te cuida mucho, por ser un gran tesoro que él dejó en este mundo para irradiar belleza y luz.

      Espero que podamos conversar alguna vez.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.