Benjamín Nicolás

Dama de Negro

No eras real, fuiste solo una ilusión

Me mataste, amor, cuando ya estaba agonizando

aniquilaste por completo el calor de mi corazón

prefiero creer que solo estaba alucinando

 

Fuiste solo una horrible pesadilla, Dama de Negro

que juegas con las almas de los pobres hombres

me entregué por completo a tus encantos parciales

pero ahora prefiero no acordarme de tu nombre

 

Me elevaste hasta lo más alto con tu mirada

sentía que levitaba solo con tu presencia

parece que no fuí nada mas que tu carnada

después me hiciste caer a lo más bajo de mi existencia

 

Adoraba cuando palabras salían de tus labios bellos

Me clavaste como un escorpión, liberaste tu veneno

No prefiero rescatar ni lo malo ni lo bueno

Pero ya se ahogaron nuestros recuerdos y destellos

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy genial y bello tu grato poema amigo Apolo
    Saludos de amistad y afecto de tu amigo Críspulo

  • Benjamín Nicolás

    Muchas gracias querido amigo...Saludos igual

  • David Arthur

    Triste experiencia Apolo pero un aprende de ellas y la próxima vez se tome más tiempo antes de entregarse por completo.

    Buen poema amigo,

    David

    • Benjamín Nicolás

      Muchas gracias amigo...si, con el tiempo se van superando esas experiencias y uno va aprendiendo. Saludos

      Apolo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.