juan f bravo lira

TE FUISTE

No hubo pudor

en tus bellos ojos.

 

Y en las madrugadas

recuerdo tus medias risas

y tus verdades ocultas...

 

Y como alondra herida

dormías en mi regazo

cansada y fría.

 

Qué nadie rompa este silencio

que nadie agite esta bella calma.

 

Mis ojos como espejo recuerdan

como giraba tu cuerpo

queriendo arrancar,

en las madrugadas...

Siempre buscando nuevas huellas

y siempre para mí

desiertas esperanzas.

 

Fernando de Lira.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.