Don Calzada

Poema 9

Poema 9:

Estábamos los dos tan solos
En un sitio oculto, uno delante del otro

Ocultos delante de nuestros ojos (…)  
Rápidamente corrimos a abrasarnos
Entonces, el temor fue desapareciendo
Y llegó el calor a nuestros corazones hambrientos.

De tu boca tan bella suspiros salían
Mientras yo, tu cabello acariciaba
Tu que tan fuerte me abrasabas a mis oídos decías:
"Te amo, como a ninguno otro en mi vida"
Solo me veías fijamente y tus ojos que con ternura me comían
De momento tus brazos sobre mi cuello se enredaron
Tus palabras y caricias desaparecieron mi dolor
Tus labios sobre los míos se pegaron
Y te invite; ¡vamos, vamos! embriaguémonos con expresiones de amor.

Sobre tus suaves pechos me pude recostar
Y tú, mi amada, por fin podías descansar
Pude conocer tus miedos y tu felicidad
Y tú, mi amada, ya tenías con quien llorar.

Acariciaba tu suave, tu perfecta espalda
Mientras tu llanto y tristeza consolaba
Pude sentir tu piel contra la mía
Tu piel encendida, envuelta en seda fina.

Tus lágrimas recorrían todo tu cuerpo
Desde tus ojos hasta tu vientre
No parabas de llorar...
Y es que la vida nos podía separar.

La vida, los caminos de la misma
Que hemos recorrido día a día con cada alegría
Con cada vez que te declaraba mi amor

Están hechos para que no vivamos nuestra pasión.

Pero seguíamos ahí, acostados, en silencio
Viéndonos a los ojos, para que después de un largo
Y triste silencio pudiera escuchar de tu boca un:
"te quiero". 

                                                      Ahora, ella procedió a levantarse y a postrarse en mí (...)                                                             

Dejando caer su figura sobre mi cuerpo
Y empezó a probar mis labios, y a disfrutar de mi aliento.
No podía haber mayor prueba de afecto
Que la que ella me mostraba en aquel momento
En efecto, ahora, era yo quien por ella suspiraba   

Mi vida, mi cielo, todo el tiempo que pasemos juntos

Pasémoslo con gusto, que Dios nos bendiga, y que tiempo nos halla añadido 

Para vivir contigo hasta tiempo indefinido.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu noveno poema amigo Don Calzada...
    Un placer leer tus hermosas letras...
    Un abrazo de amistad y afecto...
    El Hombre de la Rosa...

    • Don Calzada

      Gracias por su comentario.
      saludos.

    • kavanarudén

      Mi querido Don Calzada.
      Realmente un hermoso poema, mucha inspiración, fuerza, entrega, ternura.....
      Si su edad corresponde a la descripción que hace, tenga cuidado y no me lo vayan a pillar y regañar :)
      Un gusto leerte.
      Kavi

      • Don Calzada

        Hm, si, esa edad tengo y mi madre, bueno... le encanto.

        • kavanarudén

          ja ja ja ja, pues bien, pa lante siempre compañero.
          Que quede lo de la edad entre nos.
          Un fuerte abrazo y siga escribiendo. Escribe, escribe y cuando te canses de escribir, escribe.
          Talento tienes, ganas de escribir también, gente que te quiere y apoya no faltan, qué más puedes pedir? :)
          Pa'lante brinca el sapo (perdona, no es tan poetica la frase) aunque le puyen los ojos (un refrán muy venezolano)

          Kavi

        • Hay 1 comentario más



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.