Yasmin Nimsay-No poeta-soñadora

Màgicamente, dos sueños.

Dos sueños, se encontraron.
Sus cauces desbordaron.

El mar apasionado.
A la tímida luna,
vio, ocultar su fase.

La brisa, avivo los sueños.
Ardor de leña y fuego.

Transformados en luceros.
Cruzaron, el manto obscuro del cielo.

El día, se resistía.
En penumbra se escondía.

¡No quería, despertarlos¡

 

Yasmìn Nimsay

No Poeta,  Soñadora.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema de amor amiga Yasmin...
    Un placer haber leido tus letras...
    Saludos de Críspulo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.