Silvia Patón Cordero

Vertiginoso

Vertiginoso

 

Vertiginoso aquel mundo creativo

que este soneto refleja sonoro.

Del ritmo sinfónico el metal y oro

que evoca tanto compás emotivo.

 

Flujo de ondas hímnicas que cautivo

como en un sueño vagan en su coro;

del gozo profano sutil tesoro

y de la creación ideal votivo.

 

Giros violentos, piruetas de acervo

resonante, ecos del arte e hidalguía,

consonancias del armónico verbo

 

que Ravel compuso con valentía.

En mi pensamiento, dentro, os conservo

por admirable y recia idolatría.

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una genialidad tu hermoso soneto amiga Silpatón...
    Muy grata la lectura de tus letras...
    Saludos de afecto y amistad...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.