jeanet

Vino la muerte….

Vino la muerte y me llevo en sus brazos,

me subió a lo alto, me dejó observar

 ajetreado movimiento de quienes vienen y van,

vi  sufrimiento,  gemidos al viento de almas,

 angustias  se viven sin cesar,

Luego, un inesperado enfado,

 me soltó abruptamente,  dejándome caer nuevamente,

a mi cuerpo tendido  silente e inerte,

a la espera del segundo aqueste

 que conciencia plena ,  darme cuenta pudiera, vulnerabilidad de  simple terrestre.

La fragilidad del cuerpo vivo y moribundo,

 unidas en tiempo iracundo, menos de un segundo,

 tiempo pleno de vida entre luces y sombras,

 sinfonía furibunda de aliento que asoma,

me vuelve el sentido,  el recuerdo vivo de la muerte en vilo,

breves instantes  que marcaron mi rumbo,

y en segundo fecundo, cambió mi visión del mundo.

Hoy la paz y la armonía,  simpleza de la vida

hacen de mi alma  un gozo cada día,

 pequeñeces que,  a veces dormida,

 observo sin prisa y sin pausa,  vivo como vivo,

 vino la muerte, más…devolvió mi  alma.

Comentarios1

  • Corazón

    Vida despues de la vida
    un experiencia contada
    a veces es poco
    a veces es nada
    pero cambia la perpesctiva

    Besos de Corazón

    • jeanet

      Más bien, vida despues de la vida, es poco usual, o será que
      es más común y no nos atrevemos a contar?.
      en fin gracias por tu dedicación a comentar poemas, más la sensibilidad de tu alma queda manifiesta entre letras.
      un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.