Jesùs Rodrìguez Mata

EN TÌ

A tù espalda, se abraza mi aliento se deslizan mìs labios por ltus hombros tu piel arde, tus labios se aferran a la almohada las piernas se separan dilatadas, tembloroso tu cuerpo asiente la estocada...

 

 

mi cadera se ajusta, se alza ansiosa en tì mìs manos alcanzan tus tersos senos  los pezones embravecidos que me gritan desafiando mìs caricias arrebatadas...

 

 

Estrechas tu cadera, tus piernas, me encajonas contra mi elevada virilidad, sientes el palpitar,sientes el calor humectado sientes como ausculta en tì...

 

 

los gemidos  que huyen de tu boca rebeldes jadeos desde tu garganta  provocan, transforman el mas profundo deseo de mì vientre...

 

 

El sudor baja a tu cadera, Gluteos, tan humedo, tan calido, mio y a el yo me entrego, y tus manos aferradas a las sabanas...

 

 

Levantas la cadera, te ciñes a mì, contra mi  tu espalda hirviendo la siento, no hay fin entre mi cuerpo y tu cuerpo no hay palabras, hay deseo...

 

 

Tus manos hablan, acarician la cama, por tu vientre se enciende el extasis me mojo en tu intimidad tu cadera con fuerza late en mì!!...

 

 

instantes detonantes aclaman, ya los labios entre dientes esperan y bocanadas de aire exhalan te giras penetrada, te separas, me bebes y sobre mì, me cabalgas hasta el gemido final en ti.   02/09/2014

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotivo y sexual tu poema migo Jesús
    Un placer visitar tu portal...
    Abrazo de tu amigo Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...

    • Jesùs Rodrìguez Mata

      Gracias, Don crìspulo, es un placer ser visitado y comentado por Usted
      Abrazo fraterno

      Jesùs R.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.