Emanuel Acuña

Don't wave your hand girl.

No te muevas pequeña, no te muevas,

que el viento traiciona y te despeina.

No te muevas, no camines, no me mires;

me lastima que me digas "no te vayas".

 

Ya no llores pequeña, ya no llores,

que tus lágrimas sólo atrasan mi partida;

si me tomas se despiden porvenires.

Nada dura el llanto mi niña, ya no llores.

 

No sacudas tu mano, no lo hagas

que el mirarte me destroza en mil pedazos.

Es por hoy un "hasta luego" niña hermosa

y mañana no olvidaré, ni aunque muera, tu regazo.

Comentarios3

  • Leonardo Demian

    Me parece muy sentido y auténtico, gracias por compartirlo.
    Saludos fraternos.

  • han-jael

    Pensé que a los hombres no les dolian las despedidas

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotivo tu versar amigo E. Jonck...
    Un placer haber pasado por tu portal...
    Saludos de amistad de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.