bonifacio

Pregúntale a la cama

Pregúntale a la cama de nuestro hotel ,donde estaba yo cuando hicimos el amor.

 

Pregúntale también si nos echa de menos.

 

Creo que después que nos fuimos sintió que había valido la pena que la fabricaran.

 

¿No fue nuestro encuentro a todo fuego?

 

Se me quema el cerebro de solo pensarlo.

 

Después de ti siento que ya no queda nada por vivir en materia de pasión.

 

Anda ve y pregúntale a esa cama

ella sabe muy bien como hacen el amor los que aman

cuatro noches sin parar

entre sus blancas sábanas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.