Edmundo Dantes

Pobre mexicano



¡Hermano mexicano

sufro por ti!

¡Hermano mexicano

te compadezco!

 

Tú que tu herencia azteca,

tú que desprecías la tiranía española

pero...

 

Aun mancillas al índigena.

Vives engañado.

¡Aquellos que juraron defenderte,

juraron protegerte,

que juraron ser tu voz!

¡Te han traicionado!

 

Aquellos de poder

distraen masas,

masacran inocentes,

encierran al honesto.

 

Te mutilan...

A ti, a tu familia,

¡A tu patria!

 

Pobre mexicano

sin amigos es.

Todos roban,

todos saquean,

todos disimulan.

 

¡Ay, la hipocresía!

Prometen cielo y estrellas.

Más nunca es verdad

 

Tú vecino al norte ha robado,

¡Ha ultrajado la patria!

 

Aquellos hombres de Dios

¡Le han ayudado!

Tus líderes

¡Le han ayudado!

 

¿Por qué?

Por el oro prometido,

por el poder prometido.

 

Y tus hermanos han callado.

Tú y tus hermanos agachan la cabeza,

callan las injusticias, las muertes

 

¿Por qué?

Por miedo,

por costumbre.

 

¿Cómo defenderte?

Tus defensas carroña son.

¿Quién ha de protegerte?

Tus protectores buitres son.

 

Más, hay esperanza...

 

Abraza lo azteca,

desprecía el esclavista,

condena el genocida,

destierra lo español.

 

Abraza tus raíces,

aprende, estudia,

se tu defensor,

se tu protector,

se tu líder.

 

Se lo que México necesita.

Se un mexicano

y...

 

¡Enorgullecete de ello!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.