carminha nieves

NAVIDAD,2014

                                    

 

NAVIDAD, triste noche sola sin familia. Invitada a casa de la de mi Amigo, acogida con amistad e cariño, no he conseguido, estar feliz. Añoranzas de tiempos lejanos, mi sonrisa era húmeda de las lágrimas que mi corazón lloraba.

Noche de Reyes, en casa, trabajé hasta derrumbarme por el día. No quería pensar.

Hace muchos, muchos años, sesenta e ocho, mi hermano Pepito, me dijo que iba a enseñarme como venían por el cielo. En el mirador en la noche helada e brillante llena de estrellas, me decía; mira, mira, aquella estrella ellos van allí. Creyente miraba e los vía, en sus camellos. La inocencia hace ilusiones e milagros . Volvimos para dentro e con ansiedad estuve esperando hasta quedar dormida. Por la mañana mui temprano entre otros regalos tenía un coche de vidrio blanco con agua de colonia. Pobre criatura, si supieras como seria tu vida, no la desperdiciarías como lo hiciste. Pasa tan rápida que no nos damos cuenta que ya empezamos a bajar para el valle del olvido de los más jóvenes.

Cosas de la vida. Como hay cosas del amor, muchas o pocas merecen la pena vivir. Si lo pudiera volver a hacer…. Mismo en mi valle olvido la edad e soy joven. Siempre lo seré. E los Reyes Magos existirán siempre para mí.

Que todos tengan un recuerdo feliz, Un año Nuevo mejor e que nunca falte pan en la mesa e esperanza en el corazón.

Oporto 5 de Enero de 2015

Carminha Nieves

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.