zuazo

Como una rosa

De improvisto me preguntas:

-¿Es tu vida dichosa?

Y yo tan seguro te contesto:

- Mi vida es como una rosa,

roja, afortunada y  preciosa.

Pero soy alérgico a esta flor;

disfruto  su belleza y su olor,

pero soy incapaz de tocarla

y no pincharme con su espina,

soy incapaz de no sufrir,

de no sentir dolor.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu versar amigo Bizarduna
    Un placer haber leido tus letras...
    Saludos de tu amigo Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.