Roquearguellesarevalo

Atid05

Era mi temor andante,

mi pesadilla en carne y hueso,

la fría sensación inherente 

a cada atrevida ocasión,

cada locura infrenable,

cada uno de los alientos 

en la alcoba antes de caer 

solemnemente a su lado.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy bello tu versar amigo Roque
    Un placer haber leido tus letras...
    Saludos de tu amigo Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.