chusori

Arenitas de playa

Arenitas de playa



.
Arenitas de playa
se deslizan entre mis dedos, con ellas
parecería que juego.

Caen sus besos desde mis ojos,
en ellos burbujeo,
cascadas de plenitud,
brisa de claridad,
nada hay tan grande
como la seda de sus manos,
la arena que, como reloj,
en montoncito cae,
suma y suma de símbolos,
de lo que es y sucedió,
mientras acaricio
mi gran futuro próximo:
su beso.

Huele la playa a beso, a beso, a beso.
Y el mar, agua, agua, como reflejo de un fervor.

Solo, echado sobre la arena,
abro los ojos.
Hacia el ocaso
un niño corre tras su madre
con una lágrima en la mano.

Y entre este silencio arenoso,
me giro. Embebido,
con los ojos cerrados,
sigo escribiendo
los gruñidos del mar,
las campanas muertas,
mi te quiero,
y las palabras que a veces dispersa la tarde...

"Algún día viviremos juntos,
tendremos que trabajar,
comer, defecar,
y todo lo escrito
habrá sido el amor."

Y tú, más allá del mar,
me escuchas,
me lees,
y sonriente me dices:
"Toma mis labios, amor,
guíalos al presente,
escribamos".


...
..
.


Jesús Soriano

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu genial versar amigo
    Bella la lectura de tus letras...
    Saludos de amistad y afecto...
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.