Ludvaldo

SONETO DEL DESESPERADO

Me están dejando flaco, hecho un suspiro,

mis ansias de tu boca y de tu talle

y pronto de este frío y triste valle

de lágrimas espero darme el piro.



Quizá por tu desdén me pegue un tiro

o salte desde un décimo a la calle

o acaso mi asistenta un día me halle

colgado si la pata yo así estiro.  

 

¿Por qué, si me enamoras, tus desprecios?,

¿por qué si me desprecias me enamoras?,

¿por qué me has condenado a este presidio  

 

de amor cuyos tormentos son tan recios

que es lógico que quiera ahorrarme horas

del mismo recurriendo ya al suicidio?  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy lindo tu soneto del desesperado amigo Ludvaldo...
    Un grato placer haber pasado por tu lindo portal...
    Un fuerte abrazo de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

    • Ludvaldo

      Muchas gracias, Críspulo. Un abrazo.

    • rosamaritza

      Ludvaldo amigo querido, que desesperado y fuerte este poema, me dejas sin palabras, muchos abrazos y besos para que pase la sin razón, te quiero mucho amigo querido. se que no eres tu quien se siente así




      rosamary

      • Ludvaldo

        Muchas gracias por tu amabilísimo mensaje, Rosamaritza.
        Efectivamente, y por fortuna, no soy yo el desesperado.
        Un cordial saludo.

        • rosamaritza

          jaajjajajajaja me alegro amigo del alma



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.