poetryman

COSAS VEREDES

Estuve en la guerra, vengo de ella compañeros,

vi al maldito plomo morder

 la carne dulce, la salobre sangre.

Eramos solo unos adolescentes que creían jugar a la guerra, unos imberbes armados con fusiles que disparaban auroras,

 esos nos dijeron los hacedores de la revolución,

que sobre nuestra sangre se levantaría el reino de justicia y de amor.

que el sacrificio era necesario. . .

Y creímos, . .

eramos jóvenes con fe ciega en la utopia, en el cambio, en el si podemos,

nos inflamaron el corazón de consignas,

de himnos a la patria,

 nos dijeron que enterraríamos el corazón del enemigo en la montaña.

Yo vi a mis compañeros caer al grito de ¡ libertad o muerte!

y los fusiles no disparaban aurora

ni era cierto que se estaba instaurando

la justicia,

por eso no creo en los caÍnes y sus revoluciones,

ni en el poder y sus conjugaciones

Los abeles fueron los que abonaron la tierra.

Los caínes y los judas se repartieron el botín de oro y de plata. Se pusieron charreteras y medallas en el pecho.

Los pobres siguen siendo pobres y la justicia sigue siendo utopia.

Cosas veredes Sancho amigo,

¡De las revoluciones líbranos Señor!

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotivo y guerrero tu genial poema amigo Sevastian
    Un grato placer pasar por tu portal...
    Un fuerte abrazo de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

    • poetryman

      Gracias Crispulos un placer saludarte y que todo vaya bien.

    • David Arthur

      Un poema conmovido Sevastian. Muy bien plasmado.
      Saludos
      David

      • poetryman

        Saludos David Arthur Y gracias por tus palabras.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.