Oscurb

El país del no pasado

En otro país, en otro mundo,
con otra gente y otra historia,
los habitantes se entretienen
creando de cero su memoria.

Los albañiles hacen de médicos,
y los médicos, de escritores.
Tampoco faltan policías
que antes fueron grandes profesores.

Los jefes de Estado también cambian,
pero allí lo hacen todo el tiempo.
Y las novias son pasajeras
como simples ráfagas de viento.

Las esencias ahí no existen:
ellos inventan su pasado.
Porque, ¿qué esencia puede haber
dentro de algo que siempre ha cambiado?

Este cuento se va terminando.
¿Quién soy yo? ¿Y quién eres tú?
¡Nadie sabe! Habrá que buscarlo
de noche y de día, en norte y sur.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu versar amigo Oscurb
    Un grato placer pasar por tu portal...
    Un fuerte abrazo de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

  • Luis Alvarez

    ¿Y en dónde se encuentra ese país...? Para habitarlo. Congratulaciones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.